Salmón, Aguacate y Dados de Tomate


Una de mis debilidades gastronómicas en Barcelona es el restaurante Kilo, propiedad de mi amiga Clara y de Manu su marido.
Ellos son un ejemplo de como con sacrificio, inteligencia y calidad, se puede llegar muy lejos.
Hace poco pasé cerca de allí y fui a comer su menú del día, (la carta ya la conozco bien), y quiero dejar este ejemplo de plato que comí aquel día, fue un menú fantástico.
Espero que os guste y que veáis como un menú del día puede hacerse especial con buena materia prima y un toque de imaginación.